Historia

La Asociación Argentina de Árbitros nace formalmente como gremio el día viernes 4 de Junio del año 1965.

El “70° Aniversario AAA” al cual se hace referencia es precisamente el tiempo que se lleva celebrando la “Semana del Árbitro”, que es aquella que comprende el día 11 de Octubre, señalado aquí en la Argentina como el “Día del Árbitro de Fútbol”.

El día sábado 11/10/1941 se entregó entre los jueces de fútbol el primer ejemplar de una pequeña publicación interna. Era un escrito de tinte político, de muy pocas páginas, que hacía mención fundamental a las vicisitudes que atravesaban los árbitros de aquel tiempo. Se titulaba “El Árbitro”, y está considerada como la primera Revista Anual AAA. Un simple boletín redactado, editado e impreso que exponía en primer lugar su difícil realidad.

Al cumplirse exactamente un año de ese hecho, se pudo leer a título central, en la portada de la misma publicación, un texto que hacía referencia a la real constitución de una comisión ejecutiva que daría cuerpo y forma definitiva a una Asociación Argentina de Árbitros. Es éste el porqué de la celebración anual del “Día del Árbitro”.

Se conoce que luego de varios intentos, el 30 de Septiembre del ‘42, un reducido grupo de árbitros decidió reunirse por primera vez a pensar y reflexionar en conjunto acerca de las diferentes situaciones complejas por las que, a cada uno desde su lugar, les tocaba atravesar cada fin de semana. De tal modo, y quizás sin darse cuenta, estaban instalando el concepto de “bloque” o “unidad”, ya que allí mismo se propusieron delinear (a partir ideas generales) cierto modelo de organización para la existencia de un fluido contacto entre sí; iniciando de esa manera la primera actividad grupal entre “referees” de fútbol en el país.

En ese “cónclave”, compuesto mayoritariamente por egresados de la primera “Academia de Referees de la Asociación del Football Argentino”, se determinó nombrar una comisión ejecutiva para constituir “la Asociación Argentina de Árbitros”. También se dispuso que nazca ésta en Asamblea General y que se proponga a votación una Comisión Directiva para empezar a regir sus destinos, renovándose obligatoriamente su dirección año tras año. El cuerpo directriz iba a estar compuesto por un Presidente, un Vice, un Secretario, un Prosecretario, un Tesorero, un Protesorero y once vocalías.